DEFLACIÓN ESPIRITUAL

Se vende alma en buen estado, con pocos pecados y ningún remordimiento. Para entrar a poseer: no necesita reformas y está libre de cargas y culpas. Sangre de la firma y gastos notariales a cargo del comprador. Se admite pago en metálico o en especie. Urge por próxima transmigración.