Apenas la voz

Hoy parece que ella tiene la voz todavía más dulce que ayer con los cuidados de Mayte y Pablito. Yo quería dejarla en la playa donde la encontramos, que no era para tenerla en una casa, pero sus heridas y ese silencio triste lograron que cediera. Los niños dicen que hoy puede salir, que tiene mejor la voz y mueve contenta la cola. La hemos sacado fuera, al camino solitario que recorre los acantilados, y se ha puesto a cantar de alegría. Ellos están entusiasmados pero a mí me preocupa la docena de barcos pesqueros y el gigantesco crucero que se encaminan a toda velocidad hacia las rocas, justo en nuestra dirección.

18 thoughts on “Apenas la voz

  1. Pero qué dulce que eres cuando te pones Luis. Yo también estaría preocupado con tanta amenaza.
    Espero que este micro sea el inicio de una larga lista en la que puedas encontrar tu reconocimiento, otra vez, de nuevo, porque resulta que… todas las semanas se cuela alguno que ya estuvo. 🙂

    Beso para tí y para este garaje tan limpio.
    Laura.

    • Gracias, Laura 🙂
      Estoy bastante espeso: nuevo trabajo, nuevo accidente de moto, nueva rotura de hueso…
      En fin, lo que viene siendo mi vida últimamente
      Un montón de besos y mucha suerte

  2. Precioso relato Luis.

    Las pequeñas pistas desembocan en el mar, y en un bonito final. Me sumo a los comentarios de mis compañeros, inténtalo mas a menudo que mas pronto que tarde volveras a las ondas.

    Un saludo.

    • Gracias, Alfonso. Lo cierto es que escribir me cuesta un montón, no sé si por incapacidad , por autoexigencia o por pura pereza 😉

  3. La verdad es que enseguida he pensado en una sirena y al principio me ha parecido previsible (quizás es que ya hemos leído muchos microrrelatos) sin embargo, debo añadir que tu final me ha sorprendido muy gratamente. Me parece un final magnífico y seguramente ahora que la frase de inicio no es necesaria puedes reconstruir este micro para que sea un micro muy, muy grande. Enhorabuena.
    http://instagram.com/salitreilustrado

  4. Pues que sea el primero de muchos porque cada semana que no escribes nos dejas huérfanos. Precioso el relato, el enfoque y la escritura. Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*